Por favor, comparte esta noticia:

PinIt

Así marcha la Educación Superior en el Ecuador

Desde octubre del 2010 está vigente la Ley Orgánica de Educación Superior (LOES), y en función de ella las Instituciones de Educación Superior (IES) y los organismos de dirección del sistema de educación han aprobado, en el nuevo marco legal, la normativa complementaria para el funcionamiento del sistema.

El proceso de evaluación, acreditación y categorización académica de las universidades y escuelas politécnicas ejecutado por el CEAACES excluyó del sistema a universidades y extensiones que funcionaban sin cumplir los estándares mínimos de calidad vigentes.

Por diversos factores, la creciente demanda por educación superior en el país se ha fortalecido y es previsible que esta tendencia incremente de manera sostenida las presiones sobre el sistema.

Continúa fortaleciéndose la demanda y la oferta en la educación de cuarto nivel.

Algunas universidades ecuatorianas ofertan maestrías de investigación y programas doctorales, con estándares internacionales.

Han tenido lugar importantes mejoras en el sistema de educación superior, en aspectos como el aumento de la inversión, la gratuidad hasta el tercer nivel, los programas de becas, el acceso inclusivo, entre otras. Se ha determinado también una nueva tipología de universidades, con sus respectivas características.

Se han ampliado las relaciones de las universidades ecuatorianas con sus pares internacionales y hay un fuerte interés por mejorar su posicionamiento en el concierto internacional, a través de redes de docentes y de investigadores, de movilidad estudiantil, cooperación académica, reconocimiento de créditos y
títulos, entre otros mecanismos.

Hay amplio consenso en la necesidad de profundizar las reformas aspectos claves como la práctica de la autonomía responsable, la calidad de la educación y de la investigación, y la gestión y sostenibilidad financiera del sistema.

Sin desconocer los avances, los programas de Investigación + Desarrollo + Innovación (I+D+i) son aún incipientes por la concurrencia de varios factores internos y externos a las IES.

El incremento y diversificación de servicios y vínculos de la academia con el sector empresarial en sus diversas expresiones, con los gobiernos seccionales y con las organizaciones comunitarias están configurando un nuevo escenario de cooperación.

A partir de la expedición de la LOES se conforman el Consejo de educación Superior, el Consejo de evaluación, acreditación y aseguramiento de la calidad de la educación superior, la SENESCYT y se integró la Asamblea del Sistema de Educación Superior.

En este contexto, la SENESCYT y el Directorio de la Asamblea del Sistema de Educación Superior, con la participación de CEAACES, han venido trabajando desde el 2 de Febrero del 2016 en la formulación de la Agenda 2035.

En el proceso de preparación de la Agenda 2035 se han generado varios productos, entre ellos: El Estado de Situación en los temas claves acordados, los Desafíos en relación con esos temas, la Propuesta de Políticas Públicas del Estado ecuatoriano, y el Plan Estratégico para el período 2017-2021, que marcará el camino hacia las metas del 2035.

Antes de dejar el rectorado de la Escuela Superior, Politécnica del Litorial, el ingeniero Srgio Flores Macías, precisó: ” Como rector de la ESPOL y Presidente del Directorio de ASESEC, espero que los aportes de los actores del sistema para la preparación de las Políticas Públicas 2035 y el Plan Estratégico 2017-2021 se orienten al dearrollo de la investigación, la creación de varios polos regionales de ciencia, tecnología e innovación de calidad, la vinculación de la universidad con los sectores productivos y el Estado, y aseguren la sostenibilidad financiera de las políticas de educación superior.

Vivimos en la sociedad del conocimiento, en un planeta que clama la sostenibilidad del desarrollo, y lo que pasa y debe pasar en la universidad está en el interés cercano y permanente de todos”.

Quienes hacemos EcuadorUniversitario.Com cosideramos que las universidades ecuatorianas nunca alcanzaron, en su larga historia, el nivel de dignidad que han tenido en nuestro siglo. Es decir, no puede hablarse de “retroceso”, sino de “curva ascendente”, y cuantos han conocido la situación universitaria anterior saben que el nivel científico universitario ha mejorado. Puede hablarse de crisis, si se quiere, en el sentido de que existe un estado de opinión general que exige la mejora de muchas cosas que no son tan perfectas como nuestra sensibilidad intelectual desea, y es natural que así sea. Pero, a este respecto, no debemos olvidar tampoco que, como constantemente hemos repetido, es absurdo pedir que Ecuador tenga unas universidades desproporcionadamente superiores a los demás aspectos de la vida nacional.

Pese a todos los problemas existentes en el país nos atrevemos a decir que las universidades ecuatorianas salen bastante airosas.

EcuadorUniversitario.Com

Por favor, comparte esta noticia:

PinIt