Por favor, comparte esta noticia:

PinIt

Presidente Lenín Moreno anuncia la muerte del Ilustre ecuatoriano Gustavo Alfredo Jácome

El Presidente de la República, Lenín Moreno, expresó sus condolencias a los familiares del escritor y poeta Gustavo Alfredo Jácome quien  ha fallecido el viernes 9 febrero de 2018  a los 105 años de edad. El Jefe de Estado escribió en la red social Twitter: “Ha muerto nuestro maestro Gustavo Alfredo Jácome. De él aprendimos mucho: el respeto por el idioma, el amor por la lectura y la pasión por el país. Mis sentidas condolencias a sus familiares y amigos”.

Se trata de la partida de uno de los más prolíficos maestros de la lengua castellana. ” Caso excepcional este de Gustavo Alfredo Jácome dentro del hacer intelectual: el hombre que transita por todos los caminos de la literatura y del pensamiento, con pasos seguros, sin vacilaciones. Es un alto apreciador literario. No solamente porque en el Ecuador se nos trate de acostumbrar a una cierta baja garrulería crítica. No. Es por la esencia y la ciencia. Es por la hondura de visión, por la buida profundidad de emoción. De creación paralela a la del autor estudiado. Jácome es, ante todo, un hombre. Con poder de maestría. O sea de repartir sus dones entre sus semejantes. Con poder de amar a los niños y escribir para ellos. Luz y Cristal. Y  al propio tiempo, pensar, idear, filosofar. Saber entender lo más recóndito de la gran poesía, como en sus trabajos sobre César Dávila Andrade, Gonzalo Escudero, Rubén Darío que nos ofreció en sus Estudios Estilísticos. y contarnos la vida de un jurisconsulto  austero y sabio como en la Vida de Luis Felipe Borja.”, escribió en su tiempo  el Maestro Benjamín Carrión.

Gustavo Alfredo Jácome nació en Otavalo, el 12 de octubre de 1912. Sus padres fueron José Antonio Jácome Carrillo y Rosa Jácome Terrero. Su familia fue un apoyo importante para Jácome, en todo sentido. Su tía Carmen Jácome Terreros se hizo cargo de 11 sobrinos. Ella fue como su madre.

A los 11 años, cuando cursaba el quinto grado, decidió ser maestro y escritor. Tuvo como profesor a Fernando Chávez, también otavaleño. Quedó prendado de su palabra fácil. Quería ser como él. En su escuela aprendió a manejar el idioma. A Simón Burga, indígena, quien vivió una vida de suplicio porque fue discriminado y maltratado por ser… indio, le dedicó un capítulo en su obra: “Barro dolorido”.

Maestro y escritor. Miembro de Número de la Academia Ecuatoriana de la Lengua. Doctor en Ciencias de la Educación. Es autor entre otras obras, de dos tomos de relato: Barro Dolorido y 7 Cuentos, y de dos novelas: Porqué se fueron las garzas ( Premio José Mejía – 1980) y Los Pucho-Remaches.

En 1942 consiguió el Primer Premio en el Concurso de biografías, con un trabajo sobre la poetisa cubana Gertrudis Gómez de Avellaneda. En 1944 triunfó en el concurso Nacional de biografías sobre la vida del Dr. Luis Felipe Borja. Incursionó en la literatura infantil con la edición del poemario Ronda de la Primavera y otras rondas infantiles (1947), Luz y Cristal (1956) y Palabras para jugar (2001). Desde el 51 dictó las cátedras de Castellano y Literatura en la Facultad de Filosofía y Letras y Ciencias de la Educación de la Universidad Central.

Sus obras publicadas son: Luz y Cristal (1945); Ronda de la primavera (1946); Biografía de Luis Felipe Borja (1947); Barro dolorido (1961); Romancero otavaleño (1967); La imagen en la poesía de César Dávila (1971); Barro dolorido (1972). Consta en la Antología del relato ecuatoriano (1973). En la muerte de Pablo Neruda (1974); Siete Cuentos (1976); Estudios estilísticos (1977); Porqué se fueron las garzas (1979); Los Pucho Remache (1984); Luz y Cristal (1984); Biografía de César Vallejo (1988); La Torre de Babel; Gazapos Académicos en Ortografía de la Lengua Española (2002). De su poema balada de amor a Otavalo: “¿En dónde escribir tu nombre Otavalo? ¿En qué pámpanos? ¿En qué heridas amapolas? ¡Ah, tierra mía! ¡Otavalo!. Te grabaré si aquí, adentro donde siempre te he llevado, en las raicillas del alma, en mi pleno meridiano. Y me abriré todo el pecho y mi lírico costado a que todo el mundo lea tu solo nombre: OTAVALO”.

La  muerte del doctor Gustavo Alfredo Jácome  nos conmueve a todos los ecuatorianos. 

EcuadorUniversitario.Com

 

Por favor, comparte esta noticia:

PinIt