Por favor, comparte esta noticia:

PinIt

A la medianoche del jueves concluyó la campaña electoral atípica desarrollada en el Ecuador

Este jueves 16 de febrero, a las 24:00, terminó en el país la campaña electoral atípica de los ocho binomios presidenciales, de los candidatos aspirantes a ocupar las 137 curules de la Asamblea Nacional y los 5 puestos en el Parlamento Andino. Ningún partido político o candidato podrá utilizar los medios de comunicación colectiva, a partir de este viernes 17 de febrero, para desarrollar una campaña proselitista.

Durante los 45 días de campaña electoral, en el país real –el del hombre de la calle que no conoce militancia pero sí siente los graves problemas que aflige a la población- el discurso político no ha alcanzado a impresionar mayormente. Quizás se ve en él una repetición de conceptos ya dichos con anterioridad, meras palabras que no han conseguido resolver ninguna de las dificultades, muchas de ellas trágicas, que agobian a los ecuatorianos, especialmente a los jóvenes.

Los políticos han recurrido al uso masivo de las redes sociales y al baratillo de ofertas demagógicas, con lo que han dejado muy en claro sus ambiciones, su nivel cultural y el poco conocimiento que tienen de la Constitución y leyes de la República.

El pueblo reclama una calidad de vida más humana, una redistribución más justa de los bienes y las oportunidades. Un trabajo justamente retribuido que permita el decoroso sustento de los miembros de la familia y disminuya la brecha entre el lujo desmedido de pocos y la indigencia de muchísimos.

Es hora ya que se produzcan los cambios estructurales que aseguren una situación justa para las grandes mayorías.

El domingo 19 de febrero, desde las 07:00 hasta las 17:00, se realizarán en el Ecuador las elecciones para elegir un presidente y vicepresidente de la República, 116 asambleístas provinciales, 15 asambleístas nacionales, 6 asambleístas en el exterior y 5 representantes al Parlamento Andino.

El acto electoral que se cumple el próximo domingo tiene trascendental importancia para el futuro nacional, ya que de los hombres que elijamos este 19 de febrero, depende el futuro mediato e inmediato del Ecuador.

Pensamos que es de vital importancia elegir a los hombres y mujeres más capaces y honestos. La inmoralidad administrativa y las componendas son problemas que debemos remediar tajantemente.

Alguna vez debemos resolver nuestros problemas con objetividad y buen juicio. Es la tarea que nos corresponde asumir para el futuro inmediato. Es el espíritu que debe animar a cada ciudadano al depositar su voto el domingo 19 de febrero, y la insobornable tarea que debe asumir responsablemente cada uno de los/as elegidos/as, quienes tendrán en sus manos el porvenir de la Patria.

EcuadorUniversitario.Com

Por favor, comparte esta noticia:

PinIt

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *