Por favor, comparte esta noticia:

PinIt

En la Asamblea Nacional informan que grupos vulnerables logran mayor acceso a las universidades

Edwin Palma, representante de la Secretaría Nacional de Educación Superior, Ciencia y Tecnología (Senescyt), presentó en la Comisión de Educación de la Asamblea Nacional, cifras sobre la presencia de indígenas, afroecuatorianos, montubios y personas con discapacidad en las aulas universitarias. También dio a conocer los parámetros del examen de admisión, la asignación de cupos y demanda de carreras.

Su informe fue presentado en el marco del análisis de las reformas a la Ley Orgánica de Educación Superior (Loes), que promueve la Comisión de Educación de la Asamblea. Palma destacó que el acceso de las personas con discapacidad creció de 23 a 667 de 2012 a 2017 y se incrementó de 418 a 9965 la participación de ciudadanos de los pueblos afroecuatorianos, indígenas y montubios en ese mismo período.

Edwin Palma indicó que el procedimiento de asignación de cupos se sustenta en tres elementos: el puntaje que obtienen los estudiantes en el examen, la disponibilidad de cupos que finalmente tiene el sistema y las prioridades de postulación. Enfatizó que en el proceso de asignación de cupos no existe un puntaje mínimo para acceder a ninguna carrera, salvo el caso de Educación y Medicina, que son de alta demanda.

Citó que, por ejemplo, la Universidad Central para la carrera de Medicina ofreció 200 cupos y se registraron 2500 postulantes como primera opción, 1300 postulaciones como segunda opción y 300 postulaciones como tercera opción. Los 200 mejores puntuados que ubicaron a Medicina como primera opción serán los que accedan y el resto no logrará ingresar. Allí se configura el problema, allí se establece porqué los bachilleres no logran acceder a las instituciones de educación superior.

Palma, reconoció que en cada llamada hay una brecha entre 40 y 45 mil bachilleres que no pueden acceder a la universidad y a las carreras que deseaban estudiar, ya que la oferta no es suficiente. Por tanto, dijo, es fundamental consensuar alternativas prácticas que incrementen el cupo, pero sobre la base de dotar de equipamiento e infraestructura suficientes a los centros de educación superior; y, lo que es más, potenciar el sistema de los institutos técnicos y tecnológicos, donde lamentablemente no se ocuparon 5 mil cupos existentes.

La asambleísta Silvia Salgado, presidenta encargada de la Comisión de Educación, habló de sumar esfuerzos para garantizar mayores oportunidades a los bachilleres en la educación superior. También que es indispensable clarificar el rol específico del Consejo de Educación Superior (CES) y la Senescyt en el proceso de admisión, criterio al que se sumó Rómulo Minchala.

Dallyana Passailaigue sugirió definir planes de contingencia para los jóvenes que no obtienen cupo, desarrollar la orientación vocacional y activar las carreras no convencionales.

Para la asambleísta Amapola Naranjo es indispensable establecer qué carreras necesita el país para su desarrollo.

EcuadorUniversitario.Com

Por favor, comparte esta noticia:

PinIt